Modelo de Atención Geriátrico Integral

Nuestro país presenta un progresivo envejecimiento de la población y como consecuencia de este observamos el incremento en la población Adulta Mayor del grupo denominado “Pacientes Geriátricos”, y que en algún momento van a requerir de la atención de salud de la especialidad médica de geriatría.

La Geriatría es una rama de la Medicina que se ocupa de los aspectos preventivos, clínicos, terapéuticos, rehabilitación y sociales en la salud y enfermedad de los Adultos Mayores, especialmente a los que presentan el perfil de “Paciente Geriátrico Frágil”. Para alcanzar estos propósitos utiliza como tecnologías principales:

  • Valoración Geriátrica Integral
  • Trabajo en equipo multidisciplinario
  • Niveles asistenciales propios de la especialidad

 

 


¿Quiénes requieren de nuestra atención?

 

Los pacientes que requieren de la atención de geriatría son el subgrupo de Adultos Mayores que presentan el perfil conocido como “Paciente Geriátrico Frágil”, que corresponden a pacientes de 75 años o más, portadores de pluripatologías crónicas las que ya han impactado en el algún grado las capacidades de reservas de los órganos afectados, y presentan compromisos variables del Estado de funcionalidad física, y/o Síquica y/ o social.

Cuando se descompensan de una enfermedad crónica o presentan una nueva enfermedad, lo manifiestan de manera diferente a los Adultos mayores “no geriátricos” y tienden a expresar las diferentes enfermedades con muy pocos síntomas o síndromes que tienen en común alteraciones agudas de la funcionalidad física, o alteraciones agudas de la funcionalidad psíquica acompañada de pobres expresiones clínicas clásicas, por lo que requieren del modelo de evaluación, diagnóstico, atención y cuidados diferente, el que es ofrecido por la geriatría que permite diagnosticar y tratar esta nueva condición en forma oportuna y contar con los dispositivos necesarios para además cuidar el estado de Salud Funcional.

Nuestros niveles de atención

A.- NIVEL AMBULATORIO

Comprende los siguientes niveles asistenciales o Unidades Clínicas;
Consulta de Especialidad Ambulatorio CEA. En esta unidad se entrega la actividad clínica; “Consulta médica de especialidad de geriatría”.

La atención de especialidades ambulatoria constituye el motor de la demanda generada por Consultorios y Centros de Salud Familiar, del territorio del Servicio de Salud Metropolitano Oriente y de la región Metropolitana.
El proceso de derivación está altamente normado a través de Normas de Derivación y Contra derivación, (Referencia o Contrarreferencia) basados en el Estado de Salud Funcional del Adulto Mayor y la aplicación del instrumento de evaluación pertinente, Evaluación Médica Preventiva del Adulto Mayor (EMPAM), de la cual forma parte la Evaluación Funcional del Adulto Mayor (EFAM), todos en revisión periódica. El Modelo de Atención considera además la incorporación del Instituto Nacional de Geriatría al sistema operativo con software vía Internet ministerial, SIDRA, que posibilita una gestión oportuna de las solicitudes de Interconsultas.

 Neuropsicogeriatría

En este nivel se entregan las prestaciones de Consulta médica de especialidad de Psicogeriatría y Neurología – geriátrica. Atiende a pacientes geriátricos portadores de Trastorno de Ansiedad, Trastorno del Ánimo y Trastorno Cognitivo leve a moderado. Prestaciones que puede ser complementada con las actividades de Neuropsicólogo, Psicólogo clínico y Talleres de memoria.

Evaluación e inicio de tratamiento de Maltrato complejo síndrome geriátrico, este es detectado en cualquiera de los niveles asistenciales de INGER y derivado a esta unidad clínica, está identificada como una prestación PPV Violencia Intrafamiliar (VIF) tiene un protocolo de intervención enfocada a desarrollar un esquema de tratamiento y apoyo para aquellos Adultos Mayores, y su entorno familiar, con antecedentes de Violencia intrafamiliar problema creciente, en el contexto de un entorno familiar sobrepasado por la convivencia diaria con personas que han desarrollado Trastornos Cognitivos, situación que presenta un aumento progresivo en nuestra sociedad, debido a los importantes cambios demográficos, secundarios al envejecimiento de la población, con un lento desarrollo de soportes sociales.

Esta unidad de alta especialidad desarrolla su accionar con pacientes que son derivados desde los distintos niveles asistenciales del Instituto Nacional de Geriatría.

B.- HOSPITALIZACIÓN DIURNA:

Presta atención al paciente que por su condición clínica global y estado de salud funcional requiere de la atención de médico geriatra y que su plan terapéutico considerad la prestaciones integradas de más de un profesionales en forma ambulatoria, lo que permite disminuir los días de hospitalización como a su vez evitar hospitalizaciones en pacientes que están en condiciones de recibir tratamiento en este nivel asistencial que se entrega en sesiones de 4 horas diarias en jornada de mañana o tarde.

Actualmente se desarrollan en la Unidad de Hospital de Día las siguientes actividades:

Evaluación Geriátrica Multiprofesional: Actividad que consiste en atención de evaluación otorgada por un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud, Enfermera, Kinesiólogo, Terapeuta Ocupacional, los que aplican protocolos de evaluación altamente específicos con cuyos informes integrados son evaluados por médico geriatra quien formula un diagnóstico y plan terapéutico basado en evaluación geriátrica integral y los informes de profesionales el que puede ser la derivación a otro nivel asistencial de INGER, a otro Centro Asistencial de la Red o la contrarreferencia a APS con la propuesta de la continuidad de un plan terapéutico específico.

Esta prestación se entrega a todo paciente que requiera de una evaluación exhaustiva, con la finalidad de diagnosticar con precisión su grado de Funcionalidad, con la identificación de los órganos que están afectando el estado de salud funcional y que de acuerdo al pronóstico inicial se plantea la posibilidad de recuperación a través de intervenciones clínicas y de funcionalidad

Evaluación, diagnóstico y tratamiento de Síndrome de Trastorno de Marcha o de caída frecuente: Tiene como objetivos definir la etiología de las caídas frecuentes y trastornos de marcha susceptibles de terapéutica, Planificar tratamiento de este Síndrome y prevenir la ocurrencia de nuevos eventos de caídas, al igual que detectar la presencia del síndrome de Post-caída y tratarlo.

Evaluación, diagnóstico y tratamiento de compromiso del Estado funcional global: A esta unidad ingresan aquellos pacientes que presentan un déficit de su Funcionalidad en forma secundaria a diversas patologías, tales como Sarcopenia que compromete la funcionalidad en forma global, trastornos neurológicos como ACV, insuficiencia cardiaca o insuficiencia pulmonar que en forma secundaria comprometen el estado de salud funcional, enfermedades de aparato locomotor como Lumbago crónico , Hombro doloroso entre otros; que por presencia de dolor crónico, reposo prolongado comprometen el estado de salud funcional, los cuales no pueden ser resueltos en APS y requieren entonces tratamiento con un equipo multidisciplinario.

C.- ALIVIO DEL DOLOR Y CUIDADOS PALIATIVOS:

Esta unidad posee los siguientes objetivos: Proporcionar el conjunto de Cuidados y Tratamientos necesarios durante el proceso de atención a Adultos Mayores de 60 años o más, con diagnóstico de Cáncer en etapa terminal. Este servicio es otorgado por un equipo multidisciplinario, integrado por Médico, Psicólogo, Enfermera, Químico Farmacéutico Clínico y Técnico Paramédico

Las claves de nuestro modelo

El Modelo clínico de la atención de geriatría está centrado en el actuar del profesional médico Geriatra, quien utiliza como tecnología principal la Valoración Geriátrica Integral, la que tiene por objetivo efectuar la cuantificación en el paciente geriátrico de todos los déficit de salud desde el punto clínico, funcionales físicos, psíquicos y sociales, con el fin de conseguir efectuar un diagnóstico integral y un plan terapéutico, donde persigue utilizar al máximo los recursos humanos profesionales y los remanentes de funcionalidad del adulto mayor.

 

La valoración Geriátrica Integral comprende cuatro procesos claramente diferenciados, que están absolutamente integrados entre ellos y son interdependientes, en los que se aplica los procedimientos clásicos de la medicina en términos de anamnesis, examen físico, planteamiento de diagnóstico y formulación de un plan terapéutico, aplicados a los cuatro ámbitos; clínico , funcionalidad física, funcionalidad Psíquica y funcionalidad social.

Un modelo interdisciplinario

La Geriatría tiene como un segundo componente importante, dentro de su modelo de atención, el tratamiento efectuado por un equipo interdisciplinario, cuyos profesionales que lo integran va a depender del nivel asistencial.

   

 

El modelo de atención geriátrica integral enfocada fundamentalmente a la evaluación del estado de salud funcional detectar y tratar los órganos descompensados, la agudización de una enfermedad crónica o la instalación aguda de una nueva enfermedad y a su vez cuidar, mantener y recuperar la funcionalidad del paciente geriátrico frágil, y trasfiriendo capacitación al cuidador principal y/o a la familia de manera de garantizar la continuidad del cuidado del paciente atendido en el domicilio y comunidad.

El tercer componente de la geriatría es la organización de la atención en niveles asistenciales propios de la especialidad, los que se interrelacionan entre si y en su conjunto permiten la mayor optimización de los recursos humanos, infraestructura y ubicación del paciente.

 

Está aquí: INICIO | Quiénes Somos | Modelo de Atención Geriátrico Integral